Nosotros ♡

lunes, 2 de enero de 2017

Mi veinte y diesiceis

Se acabó otro año,  pasaron muchas cosas,  agregando anécdotas entre buenas y una que otras decepcionantes e imborrables.
Sin embargo puedo decir que no me arrepiento de nada,  mi vida ha cambiado tanto este año que ha sido un cuchillo amenazador para mejorar y darme cuenta que nada es un cuento de hadas,  no era cuando sólo me encerraba en los libros, todo tan perfecto y  ficticio.  Y aún siento que falta más y más. 
Por un momento estas en la cima y al otro tocando fondo.  Y es así como una Torre de cartas,  se necesita equilibro o cae con tan sólo un minúsculo soplo.
Quien iba a pesar que tanto me iba a pasar,  ni yo lo venía venir,  conocí a personas importantes que se volvieron parte de mi frío corazón y otras tan sólo se esfumaron y nunca más supe más,  mejor no?
Lamentablemente no pude viajar,  desaparecer un poco como me dicen mis amigos,  he tenido que sacrificar muchas cosas para obtener otras y por eso sigo aquí sin salir de la rutina. Pero ojalá más adelante diga: esto valió la pena,  amanecidas tras amanecidas,  con sudor y lágrimas en mi rostro tratando  de controlar mis emociones para no tomar una mala decisión.
Pero gracias a ellos he tenido momentos maravillos,  he logrado casi todo lo que me propuse y las que no,  no fueron sólo poner un granito de mi parte,  Pero a veces no siempre recibes la ayuda que esperas.  Pero eso ya paso,  ahora estoy yo y todo depende  de  mi,  es así.
Tengo tantas cosas en mi cabeza,  tantas ideas en palabras por plasmar aquí pero no se como trasmitirlas,  tan sólo aflora tal y cuál nacen sin pensarlas.
Bueno ahorita en la playa,  es la quinta vez en tan poco tiempo,  sin pensarlo y es curioso porque odio el sol y me encanta divisar el mar y pensar,  Jajaja que irónico.  Tengo que controlar mi mala cara cuando es verano.  Sólo queda agradecer y pasar página,  pasar las entradas de este blog y empezar de nuevo y con mucho más grandes metas :)